jueves, 15 de marzo de 2012

Parque Europa: Muchos lugares, un solo día (Parte 2)


Reanudamos nuestro viaje por Europa después de reponer fuerzas con el bocadillo de la comida. 

Ahora nos podemos teletransportar a la Roma más barroca gracias a la Fontana de Trevi. En ésta también podrás arrojar monedas y pedir tus deseos como en la original. Siguiendo un poco más el camino, damos un salto atrás en la historia nuevamente; nos encontramos con la escultura más representativa del Renacimiento italiano y el símbolo de la ciudad de Florencia: David de Miguel Ángel, toda la belleza del pensamiento moderno del hombre reunido en una escultura de mármol.


 
Y vuelta al salto de siglos, desde la escultura del David, se puede divisar una gran composición de hierro muy familiar. A finales del siglo XIX, se inaugura la Torre Eiffel, millones de veces reproducida a menor escala en numerosos sitios, y también en Torrejón.


Es el extremo más occidental del parque, porque lo toca dar la vuelta y de camino a La Plaza de Europa, donde están representados todos los países de la Unión Europea y un mapa de Europa, puede pasar desapercibida una pequeña fuente de bronce: Manneken Pis, en representación a la ciudad de Bruselas, aunque no será la única muestra de esta ciudad en el parque, ya que también está el Atomiun, la representación de un átomo cristal. Tiene el mismo aspecto que el original, pero reducido para que podamos apreciar todos los detalles.

 
Con tantos monumentos europeos, alegra ver uno marca de la casa, que incita a cantar: “mírala, mírala mírala mírala, La Puerta de Alcalá”. Aquí también encontramos otra entrada de acceso al parque, con otra puerta de ciudad. Por esta salida también podemos ver una representación del cuadro de RubensLas tres Gracias” pero en 3D ya que podemos ver a las tres mujeres por todos sus lados.

Siguiendo el camino, nos encontramos con un pequeño lago con barcas para los niños protegidos por la Torre de Belém, de Lisboa, construida en el siglo XVI para recaudar los impuestos de la ciudad.
Llegamos a la parte final del recorrido y a la entrada principal, para ello atravesamos el puente de Van Gogh, representación del puente que aparece en su famoso cuadro “el Puente de Arlés”, que da paso a lo más característico de Países Bajos, los Molinos.

Para adornar todos estos monumentos encontramos un gran lago central, atravesado por el Puente de Londres, pero en este caso no tiene un museo en sus torres. Nos podremos relajar, después de todo el día andando, alquilando una barca y remando para pasar debajo de él. ¡Un placer!



Para que los más pequeños no se aburran existe zonas de multiaventura, un laberinto láser, y para los más atrevidos una tirolina que atraviese el gran lago central, además de múltiples miradores y paseo de flores, y recién inaugurado un mini golf.
Si se ha hecho de noche, se puede disfrutar de un espectáculo de luces en la fuente cibernética.
En ve pasarte la tarde viendo la tele en el sofá, aprovecha el buen tiempo que estamos teniendo y visita este parque. No tienes escusa, porque ahora te proporcionamos los horarios y cómo llegar.


CÓMO LLEGAR
Para ir en transporte público, lo ideal es ir hasta Torrejón en Cercanías y luego coger los autobuses, que salen desde la misma estación de trenes, número L2 o L1. También puedes coger tu coche y dejarlo ya que dispone de parking gratuito.

HORARIO
El Parque abre las 10:00, pero hace distinción entre el horario de verano y de invierno. Durante el invierno, viernes y sábados está abierto hasta las 23:00; y de domingo a jueves hasta las 20:00. El horario de verano se amplían los horarios y viernes y sábados está abierto hasta las 02:00; y de domingo a jueves hasta las 12:00.

No hay comentarios:

Publicar un comentario